También Clown

image

Quién diría que algún día llegaría a ser un Clown. En verdad todavía no lo sé ni lo soy Jajaja pero me ilusiona mucho y me llena de alegría comenzar mis talleres de Clown.
Todo comenzó gracias a un buen amigo, Gilbert (Napo Alegría) él tiene un maravilloso proyecto que se llama RISOLARIDAD, es así que para Poder hacer risoterapia a modalidad de intervención en las áreas de pediatrias a los niños, cada grupo se forma y prepara por lo menos 2 meses.
Y aquí estoy yo, en mi segunda clase súper feliz. La pura verdad es que ni yo mismo me reconozco, es como si fuera otra persona y eso me encanta, poder dejar de lado un momento todos mis pensamientos racionales y sólo jugar y reirme como cuando era niño, es una de los experiencias más gratificantes que puede haber en este mundo, porque además lo más emocionante es que sabes que te estás formando y preparando para hacer reir a la gente. Acaso no es fantástico?

Algo que estoy aprendiendo en estas primeros clases y quisiera compartir es que:

*Los clown utilizamos nuestro cuerpo para hacer sentir a las personas diferentes sensaciones y emociones. Aprendemos a controlar y liberar nuestras articulaciones, a soltar el cuerpo para que sea una herramienta útil y poderosa.

*Los ejercicios de confianza.- Yo creo que si la gente los utilizará en todos los espacios y ambientes en los que con parte con personas, ufff! El mundo sería otro. Estos ejercicios te dan paz interior, alegría, confianza y sobretodo te ayudan a quitar esos miedos que llevas encima.

* No paras de reir, algo que me sorprende en demasía es que me llegan a doler los cachetes de tanta risa y felicidad LITERALMENTE.

Algunas cosas finales de reflexión :

Me contaron que cada Clown tiene un niño interior.Y que poco a poco con ayuda de su clown lo va exteriorizando. Y ahora nos han pedido que vayamos pensando como lo vamos a exteriorizar, es decir hwy que vestirlo Jajaja Así que ahora a comprar se ha dicho!

Me pregunto como irá creciendo este payasito que llevo dentro?

Encima, todavía me queda la difícil tarea de encontrarle/ ponerle un nombre.
Pero por lo pronto les pudo ayuda con sus sugerencias para nombraro 😀

Luego les muestro  una foto de cómo quede en mi próxima clase.

Les deseo para su hogar mucha alegría!
JM.

Alguien con quien hablar

IMG_1800

Creemos que todo se resuelve con contar y contar lo que nos pasa, como si fuera suficiente con la opinión que nos merecemos. No es siempre verdad que deseemos ser escuchados. Porque escuchar es en todo caso responder, aunque sea con el silencio. En ocasiones, sólo queremos ser oídos. El otro pasa a ser un privilegiado recipiente que ha de asentir. Incluso es suficiente que aparente las formas y aparente hacerse cargo de nuestras cosas. Pero no se trata de eso. No es cuestión de hablar a quien hablar, sino de alguien con quien hablar.

Es un regalo de la vida encontrarse  alguien con quien hacerlo. Todo se ha puesto perdido de supuestas confidencias, de falsas intimidades, en el espectáculo público de las mal llamadas interioridades. Y vacío, mucho vacío.

Nos falta la palabra próxima, como mano amiga, la distancia adecuada en la que no solo contar lo ocurrido, sino pensar si podemos llegar atisbar algo, soñar, desear, mostrar las contradicciones y paradojas que habitan toda alma.

Y encontrarse con la mirada entrañable y desconcertada de quien no sólo tiene sus propios quehaceres y pesares, sino que los ofrece como cobijo para el retorno de la palabra. No basta simplemente con un catálogo de reproches y consejos, ni siquiera con la resignación disfrazada en ocasiones de comprensión. El desafío de la palabra de otro, incluso su inpugnación, pueden resultar la mejor de las acogidas. La condición indispensable es el afecto, por muy esporádico que resulte.

Buscamos espacios adecuados de conversación y ésta no acaba de tener lugar. Las sobremesas y los cafés entornan en el ruido de los dimes y diretes la ausencia de alguien con quien hablar. De encontrar la ocasión, la confidencia no es entonces cotilleo, una noticia de la que hacer uso, ni es el intercambio de información.  ES desnudar el alma, hasta escucharse decir lo que quizá ni siquiera uno mismo llego a pensar nunca y mostrar la soledad de la palabra única.

Es recibir la hospitalidad de otra alma tiritando su propia suerte. Cuando ya sólo nos contamos cosas y en ellas no está lo que nos falta, lo que nos conmueve, lo que nos impide dormir, lo que nos hace reír…se acabó la posibilidad de hablar.

Buscamos las palabras del otro, las que sólo sólo a su lado brotan. Y si hace falta resultar supuestamente ridículo, o llorar, o mostrarse inconsistente…nada de eso es inadecuado, sino que cobra otra plenitud.

-Fragmento del libro de Angel Gabilondo-

“Alguien con quien hablar”.

Filósofo y catedrático español.

Reflexiones sobre el sentido de la universidad, la educación y la experiencia del estudiante

Revista Psico-Tópicos

Francisco Olivares

 

Preguntarse por el sentido de la Universidad, es preguntarse al servicio de quien está, cuál es su significado y función que cumple en la sociedad. Pensar en la universidad es pensar en la educación, pero a lo grande, como la gran casa de la educación. Sin embargo, no son sinónimo sino complementarios, una es la institución y la otra su labor, una el envase y la otra el contenido; una el significante y la otra el significado. Pero ¿es el sentido de la Universidad la educación? ¿Cuál es la causa final de la Universidad? ¿Es un sentido productivo? ¿Formar profesionales, producir conocimiento? ¿Para qué? ¿Subordina su sentido al de un sistema neoliberal? ¿Es la lógica de mercado, norte de su meta? Sino ¿Cuál voluntad, objetivo, teleología se traza? ¿Cuál es el thelos, la esencia de la Universidad?

Son muchas las preguntas que pueden invitar a reflexionar…

Ver la entrada original 3.572 palabras más

La campaña viral que demuestra que el amor no tiene etiquetas

Love has no labels ? #EsCierto

Marketing del búho

The Advertising Council o Ad Council es una organización americana sin ánimo de lucro que produce, distribuye y promociona campañas de marketing social en colaboración con otras entidades. Su último trabajo es un vídeo titulado “El amor no tiene etiquetas” y pretende luchar contra las ideas preconcebidas que tenemos sobre el amor y la diversidad.

Aunque la mayoría consideremos que no tenemos prejuicios, muchos de nosotros tenemos ideas preconcebidas sobre otras personas, ya sea por raza, sexo, religión, edad, discapacidad o sexualidad. De estos prejuicios surgen las desigualdades sociales o la discriminación.

El vídeo, que ya lleva más de 15 millones de reproducciones, nos muestra una acción de street marketing sencilla pero efectiva y las reacciones de los ciudadanos. Se coloca un escáner de rayos X en medio de la calle, detrás, aparecen varias parejas bailando, besando o abrazándose y por último, salen delante de la pantalla. Y se ve la reacción del público…

Ver la entrada original 28 palabras más